Tecnología

 

 

  La mejor materia para la producción de cuñetes se obtiene del roble de tipo blagun (frainetto de Quercus). En Bulgaria éste es distribuido extensamente  hasta alrededor de 1000 metros de altura sobre el nivel del mar en las llanuras o en los flancos de las montañas con una exposición al sur, al oeste u occidental. La madera es tosca y de porosidad circular. El blagun es estrecho y de ligero amarillento, y el núcleo es ancho y de amarillento – marrón. La madera es sólida, pesada, con un peso del volumen de 870 – 960 kg/m3 y es mucho más durable que los otros tipos de roble.

   El proceso tecnológico comienza con la selección de la madera más cualitativa, que corresponde a todos los estándares y requisitos europeos. Después  empieza un proceso de cortar y de modelar. La materia preparada entonces se almacena y se forma en figuras. Se deja a una desecación natural por un período de 18 meses. Según el volumen del tonel se eligen la longitud, el espesor y el número de sus arcos. Después sigue la operación de colección. El tratamiento térmico es muy importante para el funcionamiento del tonel y se hace con el mismo material del que son hechos los arcos. La calefacción por un fuego de temperatura variable cambia la composición del roble con el propósito de quitar la tapia de los polisacáridos y de dotar el roble de una aroma y un color específicos. Eso es de importancia especial para el sabor y el color particulares del vino. Se cumplen los siguientes tratamientos térmicos: L, M, M+, H. La fase final de la elaboración es echar los fondos y poner la apariencia del tonel en su forma final.



 

 

 





 

Copyright © 2008